Impotencia, es lo que muchos sentimos cuando miramos como suben los precios día tras día en los monolitos de las gasolineras. ¿Qué podemos hacer?, hay varias alternativas que se nos vienen a la cabeza, como compartir vehículo, utilizar el transporte público, etc. pero en la práctica no todo el mundo vive cerca de un compañero de trabajo o una parada de bus y hay que resignarse a pasar por caja… o no!. Por fin parece que empezamos a ver la luz al final del túnel, el mercado está dando un giro crucial y seguramente la crisis no conseguirá frenarlo, casi todas, por no decir todas las compañías de automóviles están desarrollando alternativas al petróleo, o al menos, sistemas que disminuyen en gran medida el consumo, se trata de vehículos híbridos y eléctricos que encontramos actualmente en el mercado y que en los próximos años irán apareciendo en gran cantidad, además muchas confían en sustituir los actuales combustibles por el hidrógeno en el futuro.

¿Pero esto como va?, esta y muchas otras cuestiones se van a tratar en esta sección. Para empezar, debemos saber que hay muchas y diversas técnicas empleadas en la movilidad eléctrica, dentro de los vehículos Híbridos tenemos varios tipos como los de rango extendido, micro híbridos, enchufables, luego están los vehículos eléctricos “puros”, Vehículos de pila de hidrogeno, etc.. Así que comenzaremos a comentar las distintas posibilidades que hay actualmente en el mercado, su funcionamiento, su coste, comparativas con vehículos actuales etc. También hablaremos sobre las facilidades que da el gobierno en forma de subvenciones y tarifas eléctricas reducidas para promocionar el vehículo eléctrico.

Debemos tomar conciencia de que los vehículos tradicionales son ineficientes, el rendimiento térmico de los motores de gasolina y diesel en ningún caso llega al 70% (Muchos motores de gasolina no llegan al 50%), esto quiere decir que estamos desperdiciando más del 30% de energía (mucho más en la práctica), que se disipa (pierde) hacia la atmosfera. En contrapartida los motores eléctricos que equipan los vehículos alternativos suelen tener un rendimiento de entorno al 90 %, además de mejores prestaciones.

Por otro lado no somos conscientes de que cada vez que frenamos estamos desperdiciando muchísima energía en forma de rozamientos y calor, vamos a explicarlo con un símil, un carrito de compra:

Pensad en aquel día que estabais en el supermercado con el carrito de la compra lleno hasta la bandera, pensad en que está parado y la caja está a unos 50 metros, cuando comenzamos a moverlo tenemos que hacer un gran esfuerzo hasta que alcanza la velocidad adecuada, luego, mientras nos dirigimos a la caja, vemos que no hay que hacer tanto esfuerzo, solo el necesario para vencer el rozamiento, pero cuando llegamos y queremos frenarlo volvemos a hacer un gran esfuerzo en el sentido contrario. Con nuestro vehículo ocurre exactamente lo mismo, ponemos los cientos de kilos que pesa a una determinada velocidad, mientras aceleramos es cuando consume gran cantidad de combustible, una vez llegamos a la velocidad deseada, por ejemplo 100 Km/h, el coche consume mucho menos mientras mantenemos la velocidad constante, hemos gastado esa gasolina en acelerarlo pero ahora solo tiene que vencer la fuerza del rozamiento con el aire y la carretera. Pero si de repente vemos un atasco y frenamos, disipamos toda esa energía obtenida en forma de calor en los frenos, con lo que acabamos de desperdiciar esa gasolina que gastamos en acelerar. Y seguiremos en ese ciclo de desaprovechamiento con cada nueva aceleración y frenada.

Pues bien, un elemento común en todos los nuevos vehículos alternativos es que equipan sistemas de recuperación de energía en la frenada, es decir, en vez de utilizar frenos comunes para frenar el automóvil utilizan un generador eléctrico que aprovecha esa energía para cargar una batería, con lo que estamos transformando la energía que utilizamos en la aceleración en energía eléctrica, aprovechándolo todo en la medida de lo posible. Y cuando el vehículo lo necesite utilizará esa energía que hemos obtenido para volver moverse.

Estad atentos a esta sección y os pondréis al día en todo lo referente al vehículo híbrido y eléctrico. Si conseguimos que alguno de vosotros se atreva a dar el paso de pasar de la gasolina, obteniendo muchos beneficios tanto personales como para el medioambiente, este viaje habrá merecido la pena.

Para cualquier duda o sugerencia pueden contactar conmigo por correo electrónico en cjme83@gmail.com Carlos Javier Martín Esteban Ingeniero Técnico Industrial