Todas las desventajas del vehículo eléctrico son provocadas por un solo elemento, la batería. Estas son caras, aumentando el precio del vehículo considerablemente, son pesadas, se cargan lentamente, dan al vehículo autonomías muy inferiores a las de un vehículo convencional y para más inri tienen una vida útil de unos 150 mil Km de media.

Las baterías actuales más comunes, denominadas de ion de litio, tienen una tecnología desarrollada a principios de los 90, hace ya dos décadas, y desde entonces ha evolucionado muy poco.

A groso modo una batería de ion de litio consta de tres elementos, el ánodo, el electrolito y el cátodo, como si de un sándwich se tratara entre el ánodo y el cátodo se encontraría el electrolito. Cuando la batería se está descargando, por ejemplo moviendo un motor eléctrico, los iones de litio se trasladan desde al ánodo, a través del electrólito, hasta el cátodo. Cuando la batería está recargándose el movimiento se produce a la inversa.
La velocidad de carga de una batería depende de la velocidad a la que los iones de lito vuelven del cátodo al ándodo. Por otro lado la capacidad de la batería (dependiente de la densidad energética) tiene que ver con la cantidad de átomos de litio que pueden ser almacenados en el ánodo o el cátodo.

En la última década ha habido un aumento exponencial en la utilización de las baterías debido a la electrónica de consumo. Los móviles, portátiles, tablets así como cualquier aparato electrónico inhalámbrico hacen uso de ellas. Pero cada vez que aumentan las pantallas, aumentan las potencias de computación o se requieren productos más esbeltos se topan de lleno con las limitaciones de las baterías de ion-litio. Solo hay que ver cómo han avanzado los móviles en cinco años y como sin embargo la autonomía de estos ha disminuido a la par que aumentaban sus posibilidades. Por esto y por el reciente impulso de la industria del automóvil eléctrico, quien consiga desarrollar una tecnología que mejore las cualidades de las baterías de ion-litio a un precio razonable obtendrá una gran recompensa.

Desde hace unos años hay un flujo de información constante sobre nuevos avances en las baterías. Muchos grupos de investigación están manos a la obra respaldados por grandes inversiones. Todos tienen distintas ideas teóricas de hacia dónde debe evolucionar la batería, pero hay que ser cautos por que deben saber llevarlo a la práctica y de un modo económico.

Estos son las nuevas tecnologías de baterías en desarrollo más esperanzadoras:

-Baterías de iones de litio y silicio-grafeno.
Funcionamiento: El Ánodo está formado por láminas de silicio entre láminas de grafeno consiguiendo mas densidad energética (almacena mas átomos de litio en el mismo espacio), además el ánodo y el cátodo se oxidan químicamente para crear agujeros minúsculos que sirven de atajo para que se cuelen los átomos de lítio consiguiendo que fluyan con más rapidez y por consiguiente aumentando la velocidad de carga.
Ventajas: diez veces más autonomía y recarga 10 veces más rápida. (Fácilmente se superarían los 1000 Km de autonomía).
Promotor-Centro de investigación: Universidad del Noroeste, Illionois, Estados Unidos.
Salida al mercado: alrededor de 2017.

-Baterías de litio-aire.
Funcionamiento: El Ánodo está formado por carbono que reacciona con el oxigeno ambiental que lo rodea formando corrientes eléctricas. La ventaja es que de este modo se consiguen baterías mucho más ligeras con el mismo volumen.
Ventajas: cinco veces más autonomía, no hay datos de la velocidad de recarga. (En torno a 800 Km de autonomía).
Promotor-Centro de investigación: IBM y asociados.
Salida al mercado: 2020.

-Baterías de iones de litio de esponja de cobre:
Funcionamiento: Para mejorar la difusión de los iones de litio entre el ánodo y el cátodo utiliza una esponja de cobre que se reviste de estos, de esta manera ya no están dispuestos en capas, donde los iones de litio circulan de manera “bidimensional”, si no que pueden viajar libremente en todas direcciones porque toda la maraña que forma la espuma está compuesta por el ánodo y el cátodo.
Ventajas: A parte de una mejora del 43% en la autonomía y un aumento considerable de la vida útil su punto fuerte es la velocidad de recarga, unas 24 veces más rápida que las actuales. (Una recarga actual de 8 horas se realizaría en tan solo 20 minutos).
Promotor-Centro de investigación: Prieto battery, Estados Unidos.
Salida al mercado: En los próximos 12 meses.

-Baterías Aluminium-Celmet (de iones de litio de esponja de aluminio):
Funcionamiento: Exactamente igual que la batería de litio de esponja de cobre.
Ventajas: Tres veces más autonomía, no hay datos sobre la velocidad de carga pero se da por hecho que aumentará considerablemente.
Promotor-Centro de investigación: Sumitomo Electricse, Japón.
Salida al mercado: Antes de que finalice 2012.

Hay muchas más investigaciones abiertas, estás son las que más suenan pero hay que volver a recalcar que se debe ser escéptico con respecto a estos datos puesto que son los propios grupos de investigación los que informan de estos avances y presumiblemente son optimistas “de más”. Aún así parece que por fin algo se mueve en este sector y que dentro de poco podremos llevarnos gratas sorpresas.