Revista Todo
Junto a la Vida Caritativa, la Vida Sacramental y Oracional y la Vida Comunitaria, la Catequesis es uno de los pilares que sostiene y dinamiza la fe de nuestras comunidades parroquiales.

El sacerdote posee el ministerio de enseñar la doctrina de la Fe católica y junto a un equipo de seglares, de religiosos y religiosas desempeñan esta misión importantísima que hace que nuestras agendas y programaciones empleen numerosos medios y acciones, ocupándonos mucho de nuestro tiempo y poniendo en ello muchas de nuestras energías.

» Leer Más ...

Señor ábreme los labios y mi boca proclamará tu alabanza. Es la oración inicial que el sacerdote pronuncia, o en su ausencia el seglar que preside, para dar comienzo a los turnos de vigilia de oración que se realiza en la Adoración Nocturna, movimiento espiritual de la Iglesia Católica en España que en la Ciudad de Vélez-Málaga se inició en el 1911. Con gozo y con mucha gratitud celebramos en Vélez el Centenario de este grupo cristiano en el 2011; grupo que ha perseverado y ha sabido vencer las inclemencias y los momentos de flaqueza que se vivieron antes del Concilio y después con su recepción.

El recordado Rvd. D. José Ariza González, Párroco de San Juan y Arcipreste de la Axarquía en el 1954 refunda el grupo de adoradores nocturnos junto a un grupo de veleños: D. Manuel del Valle García como presidente, D. Alejandro Andérica Peris como secretario, D. Rafael Bercher Serrano como tesorero, D. Manuel Fradeja Fernández, D. Francisco Ortiz López y D. Juan Martín Sánchez como vocales… como nos dice el Libro de Actas, se nombró a esta Junta y se incorporaron los enseres necesarios para realizar la Vigilia Inaugural: los manuales de oración y la bandera como insignia por excelencia.

Desde los años 1965 hasta 1998 será D. Antonio Rodríguez Martín el presidente de esta Sección de Adoración Nocturna en Vélez-Málaga, destacando su constancia y acogida a todos los adoradores. D. Carlos Durán López de Castro ocupa el cargo de presidente desde 1999 hasta 2013; persona muy conocida e integrado en la vida social y religiosa de nuestra ciudad; fue hermano mayor de la Hermandad de la Virgen de los Remedios, ha sido presidente en numerosos años de la Coral Amigos de la Música, actualmente es miembro del grupo de Cáritas, a la que le dedica mucho de su tiempo y es visitador de Enfermos desde la Pastoral de la Salud. Pero en lo que refiere a la Adoración Nocturna, está claro, que él ha sido uno de sus impulsores en estos veinte últimos años y gracias a él junto a un pequeño grupo han hecho que la luz de la fe permanezca encendida y que el grupo de adoradores no se extinguiera. Este grupo ha estado muy unido al Consejo de Adoradores de Málaga y han participado en todas las Vigilias de las Espigas y en las Peregrinaciones Diocesanas a Fátima, a Lourdes, a Zaragoza a la Virgen del Pilar, etc…

» Leer Más ...

El Real Convento de Santiago de Vélez-Málaga fue fundado por los Reyes Católicos en el 1487 y en el 1499 llegaron a nuestra ciudad la Orden de Frailes Menores, Ordo Fratrum Minorum (O.F.M.) u Orden Franciscana fundada por san Francisco de Asís en el año 1209. Un gran santo que posee nuestra Iglesia, admirado por todos, creyentes y no creyentes, jóvenes y adultos, modelo de fraternidad, corazón alegre siempre en continua alabanza al Dios creador, amante y respetuoso con la naturaleza y con toda la vida que ella genera, preocupado siempre por los más débiles y necesitados. Sus palabras siempre acompañadas por sus obras de caridad, austeridad y sobriedad ante la utilización de los bienes materiales, siempre poniendo al Señor por delante de todo. Se caracterizó por amar a la Iglesia, obedecerla y ayudarla siempre pero de un modo especial en los momentos de dificultad. Una de sus sencillas reglas fue ésta: conviene a saber: guardar el Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin propio y en castidad (Regla, cap. 1).

La Iglesia de San Francisco o el Convento de Santiago de Vélez-Málaga ocupa el solar de la antigua Mezquita del arrabal, de la cual se conservan varios lienzos del minarete sobre el que se edifica el campanario actual. Es de destacar la fachada y el claustro mudéjar, donde se han habilitado dos salas de exposiciones. Del interior destacamos la Capilla del Sagrario o Capilla del Buen Pastor con gran profusión de yeserías barrocas.

» Leer Más ...

Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles… Salmo 126, 1. Tenemos que seguir descubriendo que el Artífice del Proyecto de Reparación de la Cubierta y otras actuaciones de la Iglesia de San Juan, es el mismo Jesucristo, que nos ha invitado a abandonarnos en la Divina Providencia del Dios Padre y de este pensamiento, actitud y convicción descubrimos que el esfuerzo humano es inútil sin Su presencia, así nos lo subraya la Palabra de Dios, cuando nos dice: es inútil que madruguéis, que veléis hasta muy tarde, que comáis el pan de vuestros sudores: ¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!.. Salmo 126, 2. Todo lo hace Él y de todo salimos victoriosos si permanecemos en Su amor y si confiamos en Su fuerza y en Su poder reparador. Él nos ha ayudado a todos a dinamizar nuestros recursos y a emprender este ambicioso proyecto de reforma de nuestras cubiertas y otras actuaciones, como son: la restauración y conservación de la actual Sacristía, la nueva construcción de dos salones, archivo parroquial, cuarto de aseo…

Estamos muy agradecidos a nuestro Obispo de Málaga Excmo. y Rvdmo. Monseñor D. Jesús Catalá Ibáñez y a toda nuestra Diócesis de Málaga por haber apostado y priorizado este plan de actuación tan necesario para nuestra Comunidad Parroquial y para sus dieciocho mil feligreses. Una Parroquia con unos treinta y tantos grupos de fieles, de entre ellos, diecisiete Hermandades y Cofradías, trece de Pasión y cuatro de Gloria, el Movimiento apostólico de la Adoración Nocturna, Cáritas, Catequesis de iniciación sacramental de infancia en sus tres cursos, Grupos de Perseverancia, Catecumenado Juvenil, Grupos de Formación de Adultos, Grupos de la Lecctio Divina, Grupos de Confirmación, Grupos de Matrimonios, los Equipos de Nuestra Señora, Coro parroquial, Grupo de Teatro, Grupo de Liturgia, Cursillos Prebautismales, Cursos de Preparación al Matrimonio y a la Vida familiar, Talleres de Vida y Oración, Pastoral de la Salud, Pastoral de Migración…

» Leer Más ...

Nos recuerda el Concilio Vaticano II en la Constitución sobre la Liturgia, Sacrosanctum Concilium en el número 30, refiriéndose a la participación de los fieles en cualquier celebración litúrgica de la Iglesia, que: para promover la participación activa de la comunidad se fomentarán las aclamaciones del pueblo, las respuestas, la salmodia, las antífonas y los cantos…

El canto unido a la música expresan nuestros sentimientos más profundos. El canto une en un todo a cada uno de los individuos que acuden a la celebración de cualquier culto litúrgico. En los cánticos se narran los pensamientos, las actitudes y las mismas palabras de Jesucristo, recogidos por las santas escrituras y explicados y desarrollados en la catequesis y en la doctrina de la Iglesia.

La existencia de un coro en una celebración comunitaria es muy importante, ya que ayuda, enriquece, realza y anima a toda la Asamblea a adentrarse en la celebración de los Misterios de Nuestra Fe. Por ejemplo, en la Misa, cuando cantamos, nuestro espíritu se une en una sola oración plena y perfecta que la comunidad expresa; de esta manera crece nuestra identidad, nuestro sentido de pertenencia, nuestro sentirnos pueblo de Dios en marcha, caminando y avanzando en las diferentes etapas de la misma vida, tal como le ocurrió al pueblo de Israel.

La esencia y el fundamento de cualquier coro parroquial es la alabaza y la adoración al Señor en comunidad. Una petición continua que debemos de insistir: que cada día, a lo largo del Año litúrgico, logremos encontrarnos con el Señor y renovemos juntos la Fe de la Iglesia. Que no caigamos en el abismo de la rutina y del desánimo. Que descubramos que el coro es un instrumento de ayuda, un ministerio de servicio que se ejerce en la comunidad. Que huyamos de todo protagonismo o de todo aplauso escénico. Que Tú, Señor, seas nuestra alegría, pues: ¡Qué bueno es cantar a nuestro Dios, qué agradable y merecida su alabanza! Salmo 147,1. Que sepamos adorarte, alabarte y ofrecernos a Ti con cánticos... y siempre en comunidad.

» Leer Más ...

| 1 | 2 | 3 | ...| 14 | 15 | 16 | Siguiente»