Revista Todo
Tiendologuia.comTodos hemos sido testigos alguna vez de la presencia, inusitada, de una veloz mosca de gran tamaño y ruidosa en el vuelo, que a veces se estrella contra ventanas y cortinas. La sabiduría popular acierta doblemente al señalar a estos insectos como un tipo especial de “moscas”, diferente de la mosca común, por tener un mayor tamaño y un vuelo menos silencioso, y por ello les llama “moscardas”. En efecto, estos insectos son varias especies del orden Diptera, que recordemos alude a insectos con solo un par de alas membranosas, teniendo el segundo par atrofiado formando los halterios o balancines, sin función en el vuelo.

Las moscardas no pueden ser consideradas como inquilinos de nuestras viviendas. Su presencia en ellas es puramente casual, a menudo atraídas por el olor de los restos de pescado que hemos desechado tras limpiarlos o por otros olores más sutiles que son capaces de detectar a decenas de metros. Su prodigioso y veloz vuelo les permite personarse en un santiamén en el foco oloroso de lo que podrían ser una jugosas viandas, especialmente si lo que busca es un sustrato adecuado para hacer la puesta de huevos. Se dice que en los países del norte de Europa, antes de que llegar la civilización romana, los meses del año eran denominados por alguna circunstancia especialmente notable en ese mes, y de este modo, el mes de julio era conocido allí como “mes de gusanos”, porque era en este mes (uno o dos meses más tarde que en el Mediterráneo) cuando aparecían “gusanos” en la carne o en el pescado. Estos gusanos en realidad no son tales, sino larvas de moscardas. Todavía hoy día, cuando se habla de que un alimento cárnico “se ha agusanado”, se alude a las larvas de estas moscas, conocidas como cresas. También cuando se dice que cuando una persona muere “es pasto de los gusanos” se alude a las larvas de diversas especies de moscas que aprovechan cualquier cadáver, aunque dicho sea de paso, nuestros muertos difícilmente se agusanan porque son enterrados rápidamente, antes de que puedan que alguna mosca ponga huevos y salgan sus larvas, y si así fuera, éstas no podrían vivir en una atmósfera sin oxígeno bajo tierra. Nuestros muertos pierden la masa corporal por acción de bacterias y hongos, nunca por gusanos, a no ser que sea un cadáver que haya quedado expuesto al aire, como sucede con los que son productos de accidentes, asesinatos, etc.

» Leer Más ...

Tiendologuia.comLa mosca del vinagre, también conocida como mosca de las frutas (nombre que es preferible usar para las auténticas moscas de las frutas, plagas de la familia Tephritidae), es una diminuta mosca que a menudo vemos sobrevolando a frutas que tenemos fuera del frigorífico, y también alrededor de las vinagreras. Son Dípteros de la familia Drosophilidae y del género Drosophila, que engloba mosquitas de colores generalmente claros, que tienen como característica biológica común su nutrición a partir de frutas en proceso de descomposición, de ahí que les atraiga la fruta madura y el vinagre, que es un componente de la fruta en descomposición. En nuestras viviendas podemos encontrar dos especies: la Drosophila melanogaster (pequeña, marrón claro a amarillento) y la Drosophila funebris (más grande, marrón oscura).

» Leer Más ...

Tiendologuia.comEs difícil que no nos hayamos apercibido alguna vez de la presencia de una silenciosa mosca pequeñita, posada en la pared, poco asustadiza y casi siempre en el cuarto de baño. Estas aparentemente inofensivas mosquitas, que nunca vemos que nos piquen y tampoco sobrevuelan nuestros alimentos, son, efectivamente especies del orden Diptera, es decir, insectos que tienen un solo par de alas porque el segundo par se ha reducido hasta prácticamente desaparecer, quedando en su lugar un simple muñón llamado balancín. Dentro de este orden, pertenecen a la familias Psichodidae, que engloba a las llamadas “moscas polillas” o “moscas palomillas”, llamadas así porque, a diferencia de las moscas comunes, sus alas no so transparentes y lisas, sino que son peludas, y además son alas relativamente grandes para el tamaño general de su cuerpo, recordando mucho a una mariposa nocturna. A pesar de ello, podemos comprobar que no son buenas voladoras, usando sus alas simplemente para planear, ya que si son molestadas se desplazan más bien dando saltos, aunque aterrizando siempre en la pared, o bien andan sobre esta superficie.

El cuerpo de los psicódidos está cubierto por numerosas sedas, lo que le da ese aspecto “peludo” tan característico. Esta cobertura es de color gris generalmente, pero también puede ser blanca, negra o parda. Las sedas pueden ser filiformes o espatuliformes La cabeza es aplanada dorsoventralmente, con forma circular o piriforme. Los ojos compuestos cubren la mayor parte de la superficie lateral. Las mandíbulas están ausentes. El labro tiene forma de daga y presenta un engrosamiento dorsal y un espesamiento ventral de la epifaringe, que aparecen soldadas en toda su longitud. El tórax porta un par de alas y, posteriormente, un par de halterios (alas reducidas). Las alas son generalmente lanceoladas, aunque en algunas subfamilias están reducidas o ensanchadas, dando un aspecto que recuerda, en miniatura, un tipo de mariposa nocturna.

» Leer Más ...

Tiendologuia.comLas personas que no están familiarizadas con las típulas se llevan el susto más grande de sus vidas cuando las ven por vez primera, pues, si tenemos aprensión por los mosquitos, con sus 2 mm de largo, ¿cuál sería nuestra reacción cuando estos “mosquitos” son tan gigantescos como para alcanzar los 50 mm? Pero, afortunadamente, las típulas son insectos que lo más que se parecen a los mosquitos, aparte de su aspecto general con sus patas largas y cuerpo estrecho, es el hecho de ser también del orden Diptera, es decir, también son de esos insectos que sólo tienen un par de alas, y el segundo atrofiado y reducido a un pequeño muñón no funcional para el vuelo. Pero, al contrario de los mosquitos, las típulas no son hematófagas, no pican para extraer sangre. Es más, las típulas son tan inocentes como cualquier otro fitófago, se alimentan de tejidos vegetales.

Las típulas son unos insectos de vuelo ruidoso, malos voladores, que se pueden colar en nuestras casas atraídos por la luz durante la noche. Como se ha dicho, son Dípteros pertenecientes a la familia Tipulidae, caracterizados por su apariencia delicada, delgada, de patas muy finas y largas, que suelen mantener las alas abiertas cuando están en reposo lo cual hace fácil ver los grandes halterios o balancines (2º par de alas atrofiado). De su cabeza, destacan los grandes ojos compuestos. Las piezas bucales son alargadas dándole un aspecto de hocico y no sirven para picar. En nuestras latitudes hay varias especies, de las que la más corriente y proclive a entrar en las viviendas es la Tipula oleracea porque su ciclo se realiza en el césped que tenemos en las proximidades de nuestras viviendas. Son insectos grandes, con cuerpos delgados marrón grisáceo y destacadas patas largas y antenas muy articuladas. Las alas son transparentes con prominentes venas amarronadas. El macho tiene de 16 a 18 mm de longitud y la hembra de 19 a 25 mm. El abdomen de las hembras es más voluminoso que el de los machos porque contiene huevos. Además el abdomen de la hembra termina en un ovipositor afinado que puede parecer un aguijón pero estos insectos no pican.

» Leer Más ...

Tiendologuia.comSin duda alguna, la reina de los insectos domésticos es la mosca común. No hay vivienda que se libre de su presencia, más o menos importante. Se cuelan en nuestras casas al abrir una puerta o una ventana y luego no hay modo de echarlas, están perfectamente instaladas en nuestros hogares. Todos reconocemos en este insecto su gran habilidad voladora, que les permite desplazarse a gran velocidad, realizando piruetas increíbles y sorteando hábilmente nuestros inútiles manotazos porque además no se espantan, vuelven una y otra vez al foco, haciendo gala a aquello que decía Machado: “moscas pertinaces”. De todos modos, nos debe servir de consuelo mirar cómo un caballo o un mulo está constantemente siendo asaetado por moscas de todo tipo, incluidas aquellas que son hematófagas y que por tanto pican, contra las que el animal intenta defenderse con movimientos de la cola, vibraciones de la piel y pisotones. Afortunadamente, nosotros disponemos de más recursos para librarnos de estos insectos. Se afirma que la mosca común es un insecto de origen asiático que empezó a seguir al hombre en sus rutas migratorias, instalándose cuando el hombre empezó a estabular el ganado, creando nichos ideales para su reproducción.

La mosca común (Musca domestica) no es la única mosca que entra en nuestras casas, porque hay otras moscas, menos corrientes, que también pueden entrar, como la mosca del otoño o de la cara (Musca autumnalis), muy parecida a la mosca común pero más corriente en zonas rurales próximas a cobertizos con ganado, y otras moscas diferentes que veremos en capítulos posteriores. Todas las moscas son insectos del orden Diptera, llamado así porque los insectos que agrupan tienen solo un par de alas funcionales (el segundo para queda recudido a unos muñones llamados “balancines”), y dentro de este orden están en la familia Muscidae, cuyos miembros se caracterizan, entre otras cosas, por tener un aparato bucal lamedor, ya que estos insectos se nutren de sustancias líquidas o semilíquidas que ingieren con una trompa en cuyo extremo hay un par de gruesos labios carnosos para lamer, lo cual ya la descarta como insecto picador, aunque no por ello menos molesto. Otras especies de moscas, no domésticas, como la mosca borriquera, los tábanos, etc. sí pican porque son hematófagas, pero normalmente están vinculadas al ganado.

» Leer Más ...

«Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 |...| 45 | 46 | 47 | Siguiente»