Tras la disputa de todas las eliminatorias de la Copa del Rey, el FC Barcelona y el Sevilla FC han sido los dos equipos que han alcanzado la gran final de este torneo. El día elegido para que se juegue este partido es el 22 de mayo en el estadio Vicente Calderón siendo esta la sede en el que estos dos conjuntos competirán por alzarse con el título. Los culés sumarán su tercera final consecutiva de la Copa del Rey. Tras perder la final en 2014 frente al Real Madrid y ganarla el año pasado contra el Athletic Club, los catalanes querrán seguir aumentando su palmarés cómo equipo español que más veces ha ganado este trofeo. La última final de la Copa del Rey disputada por el club andaluz fue en 2010, cuando ganaron 2-0 al Atlético de Madrid con goles de Diego Capel y Jesús Navas.

Los de Luis Enrique iniciaron su andadura en esta competición eliminando al Villanovense. Tras un empate sin goles en el campo del club extremeño, el Barça se dio un festín en su estadio y consiguió un contundente 6-1. En octavos viviríamos un derbi catalán. En la ida, los blaugranas lograron un triunfo por 4-1 que dejó sentenciada la eliminatoria. En el Power8 Stadium, un 0-2 a favor del actual campeón de la Copa del Rey selló el pase a la siguiente ronda. En cuartos de final, el sorteo deparó el mismo encuentro que la pasada final. En San Mamés, el Barça logró una importante victoria por 1-2. En el Camp Nou, a pesar de que se adelantó en el electrónico el Athletic Club, los de Luis Enrique lograron vencer por 3-1. Las semifinales, y aunque parezca de chiste, ha sido la eliminatoria más fácil del FC Barcelona. Un 7-0 en la ida al Valencia hizo que en la vuelta un 1-1 con alineaciones llenas de suplentes colocaran a los culés en la final del torneo.

El Sevilla comenzó esta temporada de la Copa del Rey eliminando al Logroñés. En la ida, los de Emery dejaron encarrilado el pase gracias a un contundente 0-3. En la vuelta, 2-0 y que pase el siguiente. En octavos de final, al igual que el Barça, también disfrutaron de un derbi. En el estadio Benito Villamarín, los hispalenses ganaron 0-2. En la vuelta se dieron un buen atracón a costa de un Betis hundido, que vio cómo su máximo rival les marcaba cuatro goles sin poder anotar ningún gol. En cuartos de final, el sorteo les asignó el único equipo de segunda división que quedaba en la competición, el Mirandés. Un 2-0 en el Ramón Sánchez Pizjuán y un 0-3 en el Municipal de Anduva clasificaron al Sevilla entre los cuatro últimos equipos de la Copa del Rey. En semifinales les tocó el Celta de Vigo. Ante su afición lograron golear por 4-0 y dejar el pase prácticamente conseguido. En la vuelta, 2-2 y el conjunto andaluz volverá seis años después a la final de la Copa del Rey.

Vamos a vivir una gran fiesta del fútbol el próximo 21 de mayo, y la verdad es que es un partido que siempre apetece ver. Al ser un campo neutral, ni el FC Barcelona tendrá la ventaja de cuando se juega este choque en el Camp Nou, ni el Sevilla tendrá la ventaja de cuando juegan este encuentro en el Sánchez Pizjuán. Mucha suerte a los aficionados de ambos equipos, y el que no sea de ninguno de estos clubes, a disfrutar del partido y de los últimos 90 minutos, si no hay prórroga, de esta edición de la Copa del Rey.

Imagen: en.wikipedia.org