amano¡Buenas queridos ciudadanos y ciudadanas de la Axarquía! ¿Cómo os va el comienzo del segundo mes de este año 2016? ¡Cómo pasa el tiempo! ¿verdad?. Bueno, espero que vaya realmente genial, ya que sabéis que no os merecéis menos que ello.

Hoy os traigo un look que realmente me encanta en el que combino algunas prendas nuevas de estas últimas compras rebajiles (: La prenda estrella del look, sin lugar a dudas, es este abrigo en color rosa palo de Zara. Sinceramente, es un color que no combina con todo, pero que puede aportarnos un gran toque original para muchos outfits.

Así pues, yo decidí en esta ocasión mezclarlo con toques negros para que no perdiese el protagonismo. Además, como al combinar todo de negro me pareció un poco “soso”, pensé en ponerle unos toques dorados que tanto me gustan.

Por otra parte, hemos de destacar que la falda que quise utilizar es de flecos, o tipo “charleston”, por lo que también le aporta fuerza al look. Todos los amantes de la moda nos hemos dado cuenta ya de que el estilo de los años 20, 50, 60 y 70 vuelve a ser tendencia y que lleva varias temporadas triunfando. Su ropa, accesorios y sus detalles se reinterpretan en la actualidad. Incluso en el maquillaje y en los peinados.

Estos looks son perfectos para asistir a eventos, a una fiesta o incluso a una boda, ya que es un estilo muy elegante, romántico y retro al mismo tiempo. De hecho, me atreveré a decir, incluso que muchos diseñadores de moda tienen en estos años una fuente de inspiración continua.

Como ejemplo, nos podemos remitir a Gucci, Ralph Lauren y Elie Saab, que han creado colecciones espectaculares inspiradas en estos años 20. Y hoy os quiero hablar de ello. Todos sabemos que los años 20 fueron el periodo posterior a la Primera Guerra Mundial, una época en la que se rompieron los patrones, los miedos y las limitaciones.


Los locos años 20 trajeron un cambio en la forma de vestir también. Los vestidos se acortaron, al igual que el pelo. Gracias a casas de moda como Chanel, los vestidos se adornaron con brillos, flecos para poder bailar con comodidad el Charleston y la música jazz.

Y ya que estamos, diremos otros complementos característicos de la época (por si os suena haberlos vistos en algunos escaparates), como los collares largos de perlas blancas, las medias de rejilla, los tocados de plumas y los sombreros tipo cloché. Los peinados lucían con ondas y el maquillaje que arrasaba eran los ojos ahumados, las cejas bien depiladas y los lápices de labiales en rojo brillante. ¡¡Todo esto se sigue llevando hoy en día en versión modernizada!!.

Después de hacer este repaso mirando al pasado, podemos afirmar más que nunca que en la moda, todo vuelve, siempre.

¿Qué os parece? ¿Os atrevéis con este tipo de looks? ¿Volvemos atrás en la moda para seguir avanzando? ¿Con qué piezas lo hubierais combinado?
Cualquier duda o consulta, no dudéis en consultarme a elisabeth@heelsandroses.com Seguiré estando encantada de responderos (:

Os mando toneladas de optimismo intravenoso para esta quincena y nunca olvidéis que el complemento más importante de todos es una gran sonrisa ;). ¡Nos vemos en el próximo artículo!