amano“Adiós”, una expresión casi universal si comparamos de donde viene . Al parecer proviene de la frase compuesta a la buena de Dios, que pasó a ser, a la de Dios y más tarde a Dios, curiosamente ocurre igualmente de la despedida en inglés y francés, good-bye en inglés que es “God by with you” Dios esté contigo y en francés en donde se dice “à-Dieu”. Por eso, no es de extrañar que al despedirnos siempre deseamos lo mejor para nuestros familiares o seres más queridos, que algo o alguien lo proteja en nuestra ausencia y aceptando lo que tenga que pasar. Dejaremos el año 2015 para siempre, volveremos a él a través de la nostalgia, quizás para recordar algo bueno o tomar conciencia de lo superado, nuestra memoria es muy selectiva.


Tenemos ante nosotros un nuevo año con nuevos retos y desafíos, sorpresas y hechos inesperados, el arte se abre camino por sí solo y es testigo fijado del tiempo, veremos lo mejor y peor del mundo, siempre contraataca, obra indiscutible del hombre y a pesar de eso sigue habiendo una nueva esperanza, incluso cuando se ha perdido toda esperanza.


La superstición trae mala suerte
(Umberto Eco)


Plaza San Francisco, técnica mixta sobre tablex 30x40cm 2015.

Fotografia por Alejandro Martín Parra.