amanoLa educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.
Nelson Mandela (1918-2013) Abogado y político sudafricano.


En estos días de infortunios en el mundo cabría preguntarse si se educa adecuadamente a los niños, porque no sólo se transmiten materias de las asignaturas en la escuela, sino educación para la convivencia y el respeto a la vida. Siendo así, la educación es una presencia vital social que posibilita el perfeccionamiento, la superación y la plenitud y en palabras de Sarramona (2000:14), “la educación es un bien, vinculado a la idea del perfeccionamiento”.

Por ello la educación que tengamos nos abrirá las puertas para ganarnos el respeto de los demás puesto que no sólo el poder económico de las personas hace que sean más respetados en su entorno.

El objeto del derecho a la educación es “...pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales” (art. 27.2 CE). Este concepto de educación integral queda recogido en los fines pretendidos por el sistema educativo. La escuela pública tiene como principio la finalidad de lograr el desarrollo pleno de la persona, pero entonces:

¿Porqué hay familias que deciden pagar por una educación que pueden obtener gratis? A parte de los tópicos de que si un niño va a un cole privado es que sus padres son ricos, que son totalmente inciertas, ya que si algunos padres se plantean llevar a su hijo a un cole privado es haciendo mucho sacrificio y privándose de muchas cosas.

En los colegios privados y en los públicos hay buenos y malos profesores y profesionales, como en todos lados, quizás podríamos pensar si la diferencia está en que en el colegio privado tú eliges el centro que consideras más idóneo y recibes en definitiva una enseñanza más a la carta, por decirlo de algún modo.  Pero también tenemos que tener en cuenta que el profesorado de la enseñanza pública gana su puesto por oposición, y en privada no. Esto no quiere decir que sean mejores, pero sí que pasan un examen de mínimos, que los otros no, aunque si no rinden puede que no les renueven el contrato, por lo que tienen que ganarse el puesto todos los días y estarían más incentivados que un profesor de la pública que sabe que gana lo mismo lo haga bien o lo haga peor. Olvidarnos de la atención privada a los padres, puesto que en un colegio público, la atención es súper personalizada, tienes acceso a las profesoras y a la dirección cuando quieras,  lo importante no son las instalaciones, ni la piscina, ni el uniforme ni las canchas de baloncesto. Lo importante es el profesorado y su proyecto educativo.

Considerar que las diferencias entre la educación pública y la privada pueden enfocarse desde distintos puntos de vista, uno fundamental, es el económico: no todo el mundo se puede permitir, o se quiere permitir, el pagar una educación privada mes a mes. Aunque posiblemente mucha gente no sepa que este gasto es deducible en el IRPF. Es comprensible que unos padres no puedan permitirse la privada y tengan que ir a la pública, siendo muy buena por suerte en España.

Si pensamos en el índice de fracaso escolar, de acoso escolar, de abandono escolar, de aprobados en selectividad, o los resultados de la prueba de nivel que se hacen todos los años, y comparamos los resultados de la enseñanza pública y los de la privada, saldría una diferencia tremenda, quizás sea esa una de las razones por las que los padres lo estudian, pero las medidas serían injustas, porque las mediciones en cantidad de alumnado estarían desproporcionadas puesto que la pública mide a toda una población.

Es muy difícil generalizar algo que depende tanto de cada caso y además del baremo de cada persona. Hay colegios públicos excelentes, al igual que concertados o privados y también los hay bastantes malos. Lo suyo es evaluar cada centro en sí, independientemente. Además un mismo centro puede parecerle excelente a una persona que considere ciertos aspectos y simplemente normal a otra que considere otros.

El llevar a un hijo a un colegio privado no te garantiza en absoluto que vaya a ser un ciudadano civilizado, educado, con estudios superiores, una vida de éxito.....

Es primordial la educación que se le da en casa, lo que les inculquemos a nuestros hijos desde nuestra propia familia lo que ve cada día, los valores que le rodean y las acciones diarias de sus personas cercanas además del colegio. Y sobre todo inculcarles que los estudios requieren esfuerzo y dedicación, porque eso es lo que a la larga, durante toda su vida educativa y profesional le va a dar frutos, su buena y adquirida Educación.