Buenas noticias para los hipotecados afectados por la cláusula suelo.

A partir del pasado 1 de Octubre de 2015 todo es más fácil.

El motivo es la aprobación de la Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio, que desde el 1 de Octubre permite que este tipo de reclamaciones no tengan que peregrinar hasta tres años por los Juzgados de lo Mercantil (lo cuales se han visto desbordados por el número de procedimientos iniciados contra las cláusulas suelo), sino que puedan ser resultas en los Juzgados de Primera Instancia, lo que suele ocurrir en un plazo medio aproximado de un año.

Para que nos hagamos una idea, en Sevilla, por ejemplo, el Juzgado de lo Mercantil número 1 se encuentra colapsado y se están señalando juicios para 2019. En cambio, en el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Alcalá de Henares, lo están señalando en apenas tres meses.

Eso sí, la nueva disposición solo se aplica para aquellos hipotecados que inicien un procedimiento de demanda individual, ya que los procesos colectivos seguirán en conocimiento de lo mercantil.
En definitiva, se limita la competencia del Juzgado de lo Mercantil a las demandas “colectivas”, mientras que la reclamación individual pasa a ser competencia de los Juzgados de Primera Instancia.

Esta buena noticia se suma a otras dos surgidas a lo largo de este año:
Durante el mes de marzo fueron eliminadas las tasas judiciales, que para los afectados por las clausulas suelo suponían un desembolso de casi 400€ sólo por recurrir a los juzgados.
En el mismo mes, el Tribunal Supremo dictó una sentencia que obliga a las entidades a devolver lo cobrado de más desde el 9 de mayo de 2013 a causa de las clausulas consideradas abusivas. Demostrada la falta de transparencia contractual de dichas cláusulas, los afectados podrán recuperar lo pagado de más desde esta fecha.

Todas estas medidas de agilización podrán conseguir mayores facilidades para demandar a las entidades y obtener una resolución más rápida.
Se calcula que en España, especialmente al calor del boom inmobiliario, se firmaron en España cerca de cuatro millones de hipotecas con estas cláusulas abusivas que impiden al hipotecado beneficiarse de las bajadas de los tipos de interés a partir de un determinado porcentaje, por lo que estimándose que a día de hoy sólo un 20% de las cláusulas suelo de las casi cuatro millones que existen en España han sido anuladas, esta noticia supone una ayuda para la multitud de perjudicados que aún no habían decidido recurrir a los tribunales, bien por miedo, por falta de recursos o por desconocimiento, ya que ahora perderán menos tiempo para obtener una resolución favorable.

Por último, destacar que estas medidas no tendrán ningún impacto para quienes ya iniciaron el procedimiento judicial, quienes tendrán que agotar las vías que entonces marcaba la ley, puesto que en virtud del principio de irretroactividad de las leyes no puede deshacerse todo lo efectuado hasta el momento.