Desde hace unos años las FIA (Federación Internacional del Automóvil) está desarrollando un nuevo campeonato automovilístico mundial, la Formula E, con el objeto de debutar en 2014. En esta nueva competición los monoplazas serán totalmente eléctricos, se ha optado por un modelo de un único vehículo para todas las escuderías desarrollado por el constructor italiano “Dallara automobili” y con la colaboración técnica de Renault y McLaren, con lo que a priori mandará la pericia del piloto muy por encima de la mecánica y aerodinámica. Michelin se encargará del suministro de los neumáticos.

Esta competición pretende aunar a diez escuderías con dos pilotos cada una que competirán en diez ciudades repartidas por todo el globo. Actualmente hay dos escuderías y nueve ciudades confirmadas como son Bangkok (Tailandia), Pekín (China), Londres (Reino Unido), Buenos Aires (Argentina), Putrajaya (Malasia), Río de Janeiro (Brasil), Roma (Italia), Miami y Los Ángeles (EE.UU.). Para la decima y última ciudad suenan rumores de Barcelona y alguna ciudad árabe.

Aún no hay fechas oficiales para las carreras, se presume que los circuitos serán urbanos con longitudes de 3 km como máximo.

Uno de los retos a los que se enfrenta esta competición es la duración de las baterías, en un principio se tanteo el uso de baterías intercambiables durante la carrera donde en la parada de boxes se cambiarían las baterías como se hace con los neumáticos. Aunque este sistema hubiese sido perfecto para conseguir potenciar la investigación y desarrollo aplicable a los vehículos eléctricos de calle finalmente se ha optado por desarrollar unas baterías que aguanten lo suficiente a nivel de competición y usar dos coches por piloto durante la carrera, con la peculiaridad de que el piloto deberá cambiar de coche rápidamente en uno de los pasos por boxes, por si fuese poco y para aumentar la espectacularidad pretenden que los vehículos estén a 100 metros de distancia para que el piloto deba hacer una pequeña carrera donde se puedan rasgar unos segundos.

Se estima que la autonomía de los vehículos será de unos 25 minutos, con lo que las carreras tendrán una duración de 50 minutos aproximadamente.
Los monoplazas ya han sido presentados oficialmente pero con respecto sus especificaciones aún hay poca información, se sabe que acelerarán de 0 a 100 Km/h en menos de tres segundos y que aún están ajustando la velocidad máxima para conseguir esos 25 minutos de autonomía, las cifras rondan entre los 260 y los 220 Km/h.

Aunque desde esta sección siempre se remarca el poco ruido que generan los vehículos eléctricos este no va a ser el caso, a este nivel de estrés en los motores se generará cierto zumbido que podría llegar hasta los 80 decibelios, algo similar a lo que genera un autobús con lo que no serán precisamente carreras silenciosas.

El planteamiento de la carrera se distribuye en un solo día, a diferencia de la fórmula 1 que lo hace en tres, por la mañana habría entrenamientos libres, a medio día la clasificación donde cada piloto podrá correr con sus dos monoplazas quedándose con el mejor tiempo logrado, seguidamente habría un descanso de dos horas para cargar las baterías y por último la carrera. Durante la carrera solo se permitirán dos paradas en boxes para cambiar de monoplaza, cambiar neumáticos y diversas reparaciones que pudiesen surgir.

Por ahora esta es toda la información que hay disponible sobre esta competición la cual no pretende competir con la formula 1 si no igualarse a ella en prestigio para convertirse en la competición reina de los vehículos eléctricos.

Foto: www.technologicvehicles.com